f61e7f8851bffb130ca523195b708a40.jpg

Primera visita

Cuidado de la salud bucodental desde los primeros años

 

Se recomienda a los padres establecer un Hogar Dental a más tardar a los 12 meses de edad del bebé, esto con la finalidad de ayudar a las familias a instituir una vida de salud bucodental óptima. La American Academy of Pediatric Dentistry (AAPD) define el Hogar Dental de la siguiente manera:

 

“Es la relación continua entre el dentista y el paciente, que incluye todos los aspectos de la atención de la salud bucal que se brindan de una manera integral, continuamente accesible, coordinada y centrada en la familia.”

(https://www.aapd.org/research/oral-health-policies--recommendations/Dental-Home/)

 

Se debe realizar una visita de evaluación inicial entre los primeros 6-12 meses de edad, lo cual generalmente coincide con la erupción del primer diente de leche. En esta visita se completará el historial médico y dental, se evaluará el riesgo de desarrollo de caries y de acuerdo a esto se determinará el intervalo apropiado para la reevaluación periódica.

 

Se recomiendan citas matutinas para los más pequeños, ya que por las mañanas poseen mejor estado de ánimo y son mucho más receptivos al tratamiento.

Odontología Infantil

Odontopediatra

Dentista de niños

Monterrey

odontopediatría

La base del éxito: la odontología preventiva

 

¿Sabías que nuestros miedos más profundos se arraigan en la infancia temprana y repercuten hasta la edad adulta? Es por ello que existen miles de adultos con altos grados de nerviosismo y ansiedad ante la visita odontológica, mismos que crean un círculo vicioso donde se deja de acudir al tratamiento, empeorando esto el problema de salud oral.

 

¿Cuál es el origen de este miedo? Una primera experiencia donde los protagonistas seguramente fueron el dolor, la molestia, la incomodidad. Por ello, mi práctica clínica está cimentada bajo los principios de prevención. Como padres, este es el mejor regalo que puedes darles a tus hijos: es económica y trae múltiples beneficios que impactarán positivamente para toda su vida.

 

Sabiendo los beneficios, ¿no crees que vale la pena fomentar las consultas con el odontopediatra por prevención en vez de dolor?

¿Cómo preparar al niño mayor de 2 años para su primera visita?

 

Es normal que exista temor hacia lo desconocido, y más si se trata de visitar a un extraño que invadirá su espacio personal. La clave está en ir preparando poco a poco al niño, hablando con él sobre los aspectos positivos de la visita al odontopediatra. Hoy en día podemos encontrar una gran variedad de alternativas mediante las cuales los niños pueden ir familiarizándose con esta primera experiencia: libros, juguetes, videos, apps, etc. Hágale saber a su hijo que aprenderá formas nuevas y divertidas de cuidar sus dientes.

 

Otro aspecto clave es que los padres transmitan seguridad al niño. Si usted espera que su hijo reaccione bien, es muy probable que así suceda a diferencia de cuando los padres muestran ansiedad y preocupación a que el niño pase una mala experiencia en su primera cita. Estando tranquilo, usted transmitirá al niño esa sensación de confianza y seguridad.

 

No te alteres y te molestes con tu hijo si llora. Esta respuesta es completamente normal en los más pequeños ya que es su forma de expresar lo que sienten. Dale el tiempo que él necesite para desarrollar la relación con su odontopediatra. Con el tiempo irá adquiriendo la madurez necesaria para lograrlo.

¿Qué esperar del odontopediatra en la primera visita?

 

Como profesional de la odontología pediátrica, me comprometo a hacer todo lo posible para que esta primera cita sea cómoda y agradable para tu hijo. Empezando por respetar sus tiempos y darle el espacio que él necesita para adaptarse al entorno y sentirse en un ambiente de confianza que le permita abrirse hacia esta nueva experiencia.

 

De acuerdo al perfil de tu hijo se implementarán las distintas técnicas de orientación conductual que nos ayudarán a llevar con éxito la primera cita, así como las posteriores. Una de mis técnicas preferidas es la de Decir-Mostrar-Hacer, la cual consiste en explicar y enseñar al niño lo que vamos a realizar (generalmente con un peluche o juguete) antes de hacerlo en su boca. El refuerzo positivo y la recompensa ante una conducta deseada también son algunas de las técnicas empleadas en el consultorio.

Primera visita de urgencia por accidente

 

Los niños suelen sufrir accidentes donde la región oral y perioral suele estar comprometida. Generalmente esto ocurre en escuelas, en lugares abiertos como parques, o simplemente mientras juegan en casa. Si el niño experimenta un trauma en dichas áreas, te recomiendo ante todo mantener la calma.

 

La cavidad oral es una zona muy vascularizada por lo que es normal que exista un sangrado abundante. Trata de contener el sangrado y acude con el odontopediatra a la brevedad posible, pues el tiempo transcurrido entre el accidente y el tratamiento es decisivo para su pronóstico. Si el diente llega a desalojarse de su lugar, no lo laves ni lo talles. Colócalo en un recipiente con leche o agua y corre al consultorio.

 

Seguramente la cita será difícil para el niño pues los tejidos orales se encuentran lesionados y la manipulación a realizar para su tratamiento puede causar molestias. Para evitar o minimizar dichas molestias te recomiendo darle al niño un analgésico y/o antiinflamatorio (Paracetamol o Ibuprofeno) previo a la consulta.