Servicios

Limpieza dental

La limpieza o profiláctico consiste en la remoción de la placa dentobacteriana y restos alimenticios acumulados en la superficie dental.

 

En la boca encontramos una gran variedad de bacterias y microorganismos que son los responsables no sólo de enfermedades orales sino también de enfermedades que tienen un impacto en el resto de nuestro organismo.

 

Dependiendo del riesgo de caries establecido para cada paciente, la limpieza debe realizarse cada 3, 4 o 6 meses. Debe realizarse desde el momento en que el bebé presenta la erupción del primer diente.

1656184_10203090607531933_287935202_n.jpg

Odontología Infantil

Odontopediatra

Dentista de niños

Monterrey

odontopediatría

Prevención de caries

superficies-de-molares-con-fisuras-selladas.jpg

Impulsar a los padres a apostar por tratamientos preventivos, así como la formación y/o modificación de hábitos de higiene y nutricionales desde la temprana infancia es la clave para un futuro libre de caries.

 

Dentro de estos tratamientos se encuentran los selladores. Son un tipo de resina muy fluida que nos ayuda a proteger los surcos de la retención de alimentos y por lo tanto de la formación de caries.

 

Otra opción terapéutica es la aplicación tópica de flúor, el cual se coloca sobre la superficie dental para remineralizar los dientes afectados por la caries dental.

Resinas

La resina es un material de relleno del color del diente que nos ayuda a devolver estética y función a la superficie dañada. Se aplica cuando existen lesiones por caries que se encuentran ya cavitadas. 

 

La resina se une a la superficie del diente por medio de un sistema de adhesión que garantiza un buen sellado de la restauración, así como también resistencia óptima ante las carga establecida por las fuerzas masticatorias.

Picture1.jpg
0002978.jpeg

Coronas

Las coronas son una especie de fundas que se colocan en los órganos dentarios que han perdido una cantidad considerable de su estructura por caries, fracturas, etc.

 

Existen varios tipos de coronas: acero cromo (metálicas), zirconia y de resina (color del diente). Cada una posee características que las hacen excelentes alternativas de restauración.

 

Como especialista, me encargaré de asesorarte sobre qué tipo de corona es el ideal de acuerdo a las necesidades del niño.

Terapia pulpar

Cuando la caries es profunda y llega a la pulpa (nervio) del diente es necesario realizar una pulpotomía, en la cual se retira la parte superior o techo de la pulpa vital para aliviar la sintomatología.

 

Cuando la pulpa se encuentra infectada en su totalidad y causa una necrosis o muerte del tejido se realiza la pulpectomía, en la cual se retira la pulpa radicular y se rellenan los conductos con un material biocompatible exclusivo para dientes infantiles.

 

Posteriormente el diente de leche puede ser restaurado con una corona, permitiendo que permanezca en boca hasta que llegue su momento de exfoliación.

DSC_0536.jpg

Extracciones

Son diversas las situaciones en que la extracción es el tratamiento de elección:

 

–Cuando un órgano dental se encuentra muy dañado y no es posible rehabilitarlo.

–Cuando se considera un foco de infección que podría diseminarse.

–Cuando nos encontramos con un diente supernumerario (extra).

–Cuando los dientes permanentes comienzan a aparecer un boca y los dientes de leche continúan ocupando su lugar.

 

El procedimiento se realiza de forma atraumática, buscando siempre la seguridad, bienestar y tranquilidad del niño.

Ortopedia maxilar

La ortopedia maxilar ayuda a corregir y estimular las estructuras óseas faciales para un crecimiento armónico y funcional. Esto se logra modificando patrones de crecimiento anormales por medio de aparatología intraoral y extraoral, dependiendo del caso.

 

Los aparatos, los cuales pueden ser fijos o removibles, desempeñan distintas funciones como estimular o frenar el crecimiento esquelético, corregir hábitos nocivos y conseguir armonizar el aspecto facial. Mejoran la oclusión del paciente, además de resolver las malposiciones dentarias.

Superior.jpg
IMG_5889.jpg

Sedación

La sedación es una herramienta que facilita la realización de tratamientos en niños que no tienen la capacidad de cooperar en el sillón dental o bien, padecen alguna condición sistémica que dificulta su atención de manera convencional.

 

El medico anestesiólogo es quien se encarga de administrar los fármacos sedantes y de monitorizar los signos vitales durante toda la intervención.

 

Se aprovecha para realizar todos los procedimientos requeridos en esa misma sesión, esto sin la necesidad de hacer pasar a los niños por momentos de estrés y haciendo que la sensación postquirúrgica sea buena.